domingo, 13 de marzo de 2011

¿Lloverá?

Cada vez irá doliendo menos. Seguiré viviendo, levantándome cada mañana, cambiando las lámparas fundidas, riéndome en el cine, y maldiciendo por el frío que hace en invierno. Y la pena que ayer me desbordaba, quedará en un cajón dentro mí que sólo abriré los días de nostalgia para saludar a un dolor ya domesticado.