sábado, 10 de diciembre de 2011

Llenarte.

Eres única patria contra las bestias del olvido...

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Te han perdido.

Busco, me busco y no me encuentro. Todavía no. Me siento desnuda, abuso de mí. ¿Soy un bicho? ¿Por qué me esconden? ¿Por qué me dejan y abandonan? ¿Por qué ustedes? No es justo. Nací llana. No necesito el descaro de los demás, no merezco su espalda, su indiferencia. Pero yo elegí.

¿Por qué me encierran? Mis caminos están rotos, mis persianas se sacuden. Vivo en el exilio, en la frontera de la imaginación que está mal vigilada.

Arrinconada, ofrezco resistencia... ¡Cuántas desamparadas expectativas! Estoy cayendo en la gran ciudad en tiempos de desorden y se me escapan los latidos del pecho. ¿Qué hago acá desnuda? Me detengo sin piedad y pido un cigarrillo, llena de sudor, hambre y vacío.

Y sin pensarlo...Lloro y fumo hasta que no quede nada de este cuerpo, nada de ésta voz que desee una vez que nunca se calle.

viernes, 23 de septiembre de 2011

It's kind of cute.

Sabés exactamente lo que hacés cuando me sonreís.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Ilusión y desgarro.

¿Confiar menos significa menos daño, menos dolor? ¿Significa, acaso, que tenemos que ser más cautelosos a la hora de abrir la boca si no queremos salir lastimados?

Qué exageración... La vida compite conmigo misma en ésta época donde todo vuelve a florecer, hasta los dolores pasados y nunca pisados.

sábado, 13 de agosto de 2011

La ciudad se prende fuego.

Vivir en una ciudad grande siempre tiene sus ventajas y sus desventajas. Uno puede elegir entre ver el vaso medio lleno: la gente linda, alegre, la preocupada, la que camina y va hablando por celular, la que maneja y va hablando por celular, la que pasea a su perro, los que miran vidrieras, los que miran a otra gente, los que se quedan hablando en la calle con extraños, los que le cuentan sus problemas a los comerciantes, a los taxistas, a los remiseros o a cualquier persona que se muestre con ganas de escuchar otra cosa que no sean sus propios pensamientos o cómo está el tiempo.

También se puede ver el vaso medio vacío: la mediocridad de la gente, los inoportunos, los maleducados, los "dueños de la calle", la suciedad, la lentitud del tránsito, los volantes políticos que nos llenan los bolsillos de las camperas, los charcos después de la lluvia, los autos que pasan y nos empapan, los aprovechadores, los inútiles, los que se fijan en la paja de los demás cuando tienen una viga en sus propios ojos.

A veces, inconscientemente, si uno se para en el centro de la ciudad como observador incansable puede ver todas éstas cosas y muchas más y puede elegir su propio camino, su propio punto de vista.

¿Cuál eligen ustedes?

miércoles, 15 de junio de 2011

Romances de estación.

La vida y sus suburbios ya no son lo de antes. Apuntes de facultad, parciales, cafés y cigarrillos rondan mi vida.
Es un círculo que no para, que no se detiene. Anduve desconectada y perdida. Así, todo junto.

Miedos nuevos. Sí, los hay. Ni bien entré a la carrera me di cuenta que era lo que quería, que lo que empezaría a estudiar me apasionaría. Y así pasó. Así es. Me encanta, pero me consume mucho tiempo. Y cuando tengo tiempo libre lo uso para dormir, hacer cosas que me gustan y ese tiempo vuela, literalmente, vuela. Nunca encuentro tiempo para escribir. Y cada vez que quiero hacerlo, me veo interrumpida por pensamientos "facultativos" y me detengo. Paro, y empiezo de nuevo con la facultad.

Hace poco fue mi cumpleaños, la pasé excelente: ¡Ya soy mayor de edad! No quería que pasara, pero es sólo un número. Por dentro sigo siendo la misma...

Uy, hace cuánto que no escribo. Realmente me siento perdida, y no sé por dónde empezar, qué decir.

Lamento poder postear cada tanto, cada muerte de obispo, pero no puedo prometer hacerlo más a menudo porque quizás falle y no quiero hacerlo.

¿Ustedes cómo andan, corazones?

jueves, 5 de mayo de 2011

Convicentes.

Hay cosas que nunca cambian, que tienen su esencia, que siguen siniestras, inmóviles, verosímiles. Ahí están, quietas, esperando sin prisa transformación alguna.

lunes, 25 de abril de 2011

Regreso a medias.

Estoy vivita y coleando, sólo que la facu me saca bastante tiempo y anduve medio pachucha de salud, pero ya volveré para postear algo decente.

¡Adiós!

domingo, 13 de marzo de 2011

¿Lloverá?

Cada vez irá doliendo menos. Seguiré viviendo, levantándome cada mañana, cambiando las lámparas fundidas, riéndome en el cine, y maldiciendo por el frío que hace en invierno. Y la pena que ayer me desbordaba, quedará en un cajón dentro mí que sólo abriré los días de nostalgia para saludar a un dolor ya domesticado.

martes, 1 de febrero de 2011

Transformaciones.

"Menudo desastre en el que me metí, es lo que me han dicho, pero aún así, aunque me pegues tus malas costumbres (esas que se llaman merendar almorzar y cenar) no voy a poder olvidarme de vos, y algo me dice que te voy a querer por mucho tiempo más, con una ternura inexplicable, con un temor que aboga en mis sentidos con el rubor de tus mejillas que me prestaste después de haberte dicho todas aquellas cosas que te hacían saltar."

(Transcripto para vos, escrito para vos, por vos. ¿Te acordás de esto?)


viernes, 7 de enero de 2011

Street-fighter.

Datos, números, palabras, personas, personajes, historias, touch-and go, garch-and go, just go away.

Incoscientes ustedes, yo, nosotros y ellos.

Por favor... ¿Qué pretendo? ¿Qué quiero?

¡Dejame ser y existir! Ahora que no tomás sos casi una persona.

Peleas callejeras, lapiceras funcionando, mentes fundidas. ¡Ya no puedo! ¡Ya no puedo!

Pierdo el control.