lunes, 2 de marzo de 2009

A modo de prólogo.

Extasiados.


Así nos sentimos después de la adrenalina que recorrió nuestro cuerpo una y mil veces al besar. No importa si él tiene barba o no, si tiene bigote o no, o si simplemente nos parece lampiño. Así se siente.

Se nos hace profundizar nuevas sensaciones y si bien hay quienes dicen que no se puede tener la mente en blanco, cuando besamos, sí se puede. Nos dejamos llevar por todo lo que nos rodea, y no sólo por las manos que circulan por nuestro cuerpo.


Nos parece que no hay entraña alguna desconocida ante nuestra fina percepción, que no hay rincón que no haya sin tocar, sin conocer, sin oler…



Lola.

8 comentarios:

JADE dijo...

cada vez mejor... una montaña de hurras!!!
besos!!!

Dario (Historieta de la oscuridad) dijo...

... ah... si, si... es verdad... Pasé para verla... Un besote grande, un gusto enorme...

el Rafa dijo...

Esta científicamente comprobado (por la universidad que algún día fundare) que besar libera endorfinas que nos hacen plenos durante la unión de los labios con otra persona. :P

A mi la clase de besos que mas gustan son esos que empiezan tímidos pero con determinación y que posteriormente llegan profundo…
Me gusto tu blog.
Volveré…

Paula de Bera dijo...

Coincido plenamente con Rafa.
Es terrible que alguien piense lo mismo, jajaa.
Pero un beso, y más el primero que te das con alguien que te gusta mucho, puede desencadenar un huracán de sensaciones.
Besos princesa!!

El Tano dijo...

Muy buen post!
Me encantó...

Las Buenas Nuevas dijo...

Los blogs chinos desafían a la censura

Con más de 298 millones de usuarios de Internet los ciudadanos de dicho país se animan a elaborar informes periodísticos desde sus sitios personales.

Te esperamos con mas buenas noticias!

DAVID dijo...

Hola princesa
Estoi en total conformidad con las ideas de Rafa y de Paula.
pero ami megustan todoas desde el mas tierno al mas salvaje.
nos vemos

mAlicia dijo...

Me gusta la forma en la que describes esas sensaciones.

Un beso, guapa!